Alianza Valor Minero presentó avances al Ministro de Desarrollo Social

Integrantes del directorio de la Institucionalidad de Diálogo Territorial (IDT) de Alianza Valor Minero (AVM), entre éstos el Gerente General del CM, presentaron al Ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, los avances de esta iniciativa que próximamente se presentará formalmente al Gobierno.

¿Qué es la Institucionalidad de Diálogo Territorial?

La Institucionalidad de Diálogo Territorial corresponde a un – “modelo de participación ciudadana para proyectos de inversión, de carácter temprano y de largo plazo, con la posibilidad de acompañar las etapas de construcción, operación y cierre de proyectos, institucionalizado mediante metodologías y procedimientos. Cuenta con la participación del Estado como garante del cumplimiento de una serie de criterios que permiten dialogar con mayor simetría y propender hacia acuerdos entre el titular del proyecto y los diferentes actores privados y públicos vinculados al territorio donde dicho proyecto se desea desarrollar”-.

Objetivos de la Institucionalidad de Diálogo

  • Contribuir a la generación de confianza y a un relacionamiento de largo plazo entre los titulares de proyectos y los diferentes actores de los territorios donde éstos se inserten.
  • Mejorar los estándares de participación ciudadana, en términos de oportunidad, incidencia y representatividad, para el desarrollo de proyectos de inversión.
  • Fortalecer el capital social y las capacidades de los dirigentes y organizaciones sociales de los territorios.
  • Promover proyectos de inversión más sustentables y armónicos con su entorno.
  • Promover la articulación público privada y el fortalecimiento de capacidades locales para avanzar hacia un desarrollo territorial de largo plazo.

La Institucionalidad de Diálogo aquí propuesta, consiste en un sistema integrado por cinco módulos o componentes. Tres de ellos – Sistema de diálogo, Sistema de Resolución de  Controversias e Índice de Calidad de diálogo- tienen como objetivo promover un diálogo más efectivo entre las partes. Los otros dos – el Sistema de Certificación de facilitadores y mediadores y el Fondo de Apoyo al Diálogo-, generan las garantías para alcanzar procesos de diálogo más simétricos y legítimos.