Es una fuente inagotable de energía, libre y respetuosa del medio ambiente. El cobre es el material perfecto para fabricar los calentadores de agua solares, ya que conduce hasta 8 veces más calor que otros materiales. Es ideal para los intercambiadores de calor y especialmente, para los sistemas de energía solar térmica, que son más sustentables que los tradicionales. Los calentadores solares de agua fabricados con cobre pueden ahorrar hasta un 34% de energía.