Plan de monitoreo de vibraciones por tronaduras

Todo surgió como respuesta a la preocupación manifestada por la comunidad de Tierra Amarilla, ante la percepción que tenían de las tronaduras de producción. Para esto el principal objetivo de esta Buena Práctica es medir y controlar los eventuales efectos de las tronaduras y, de esta forma, dar la necesaria tranquilidad a la comunidad.

Para su implementación la minera definió un plan de trabajo en conjunto con la comunidad, el que incluyó un plan de trabajo y un conjunto de medidas para monitorear los sectores estratégicos de Tierra Amarilla. Mediante este trabajo, se miden y registran parámetros como la velocidad de las partículas y las frecuencias de vibración predominantes, lo que permite estimar el posible efecto en las infraestructuras y la percepción humana, de acuerdo a los niveles de vibración generados. Todo con el objetivo de calcular, controlar y generar tronaduras que no afecten a las comunidades vecinas, de manera a privilegiar y potenciar una producción segura.

Además, y como parte del compromiso asumido con la comunidad de Tierra Amarilla y las autoridades, minera Candelaria a través de la gerencia de Comunicaciones y Asuntos Públicos, informa diariamente a los vecinos, a través de la radioemisora local y medios digitales, los horarios de tronadura, tanto del rajo como de las operaciones subterráneas, y como medida adicional la compañía decidió no realizar tronaduras durante los días feriados y domingos.

Artículos Relacionados