A partir de 2013 y hasta el 2016 este programa cubrirá todo el universo de supervisores de la compañía (780 aprox.) para profundizar sobre lo que se espera de su rol y forma de supervisión, y desarrollar en ellos habilidades de comunicación efectiva, gestión de desempeño y manejo de conflictos para ejercer exitosamente su trabajo con personas y equipos.

Para la empresa, fortalecer su cultura y el desempeño de sus supervisores es clave para lograr los resultados operacionales que se ha propuesto y para la gestión de recursos humanos.

Entregar a los supervisores las herramientas que necesitan para ejercer su rol, a través de una actividad alineada con el marco de competencias y los valores de la organización, fue el desafío que se planteó la unidad de negocios Cobre de Anglo American, y que vio la luz con el Programa Ser Supervisor.

La iniciativa, diseñada el 2012, comenzó su implementación el primer semestre del 2013con un piloto. Su valoración por parte de los participantes alcanzó altos índices de satisfacción y marcó el inicio de un ambicioso proyecto que busca que cubrir al 100% de los supervisores hasta 2016.

A fines de 2013 ya habían completado el programa 118 supervisores: 81% provenientes de disciplinas técnicas (ingeniería, geología, minería, metalurgia y proyectos) y 19% de disciplinas de staff (recursos humanos, finanzas, administración, entre otras).

El plan para el periodo 2014 – 2016 contempla la puesta en marcha de 11 grupos anualesde aproximadamente 20 supervisores cada uno, a fin de completar un universo aproximado de 780 supervisores. A partir del 2017, la entrega del programa será dirigida sólo a nuevos ingresos.

Habilidades y cultura corporativa

A través del programa se espera que los supervisores conozcan con claridad qué se espera de ellos en términos de responsabilidad sobre resultados, cómo se supervisa y lidera en Anglo American, y que desarrollen habilidades tales como comunicación efectiva, gestión de desempeño y manejo de conflictos, que les permitan ejercer su rol con éxito y gestionar personas y equipos sacando lo mejor de cada uno de ellos.

El programa se ha diseñado en 5 módulos presenciales entregados en un horizonte de 4 a 5 meses. Su metodología se basa en ejercicios y casos prácticos, y permite rápidamente aplicar lo aprendido durante los tiempos “intermódulos”, a través de trabajos de aplicación especialmente diseñados.

Esta iniciativa responde a los desafíos que debe enfrentar la compañía -como crecimiento y rotación- para alcanzar los resultados operacionales y de gestión de recursos humanos que se ha planteado para el 2020. En este marco, la empresa considera que es clave conservar y fortalecer su cultura y el desempeño de sus supervisores, lo cual tiene un impacto transversal a la unidad de negocios.