Fondepro es un programa que contribuye a mejorar la calidad de vida de personas de niveles sociales vulnerables en las comunas de Taltal y Tocopilla, en la Región de Antofagasta, apoyándolas con capacitación y financiamiento en proyectos específicos de desarrollo económico. Puesto en marcha en 2009 a través de una alianza público-privada, hasta 2013 el fondo había beneficiado a 180 personas con iniciativas en los ámbitos de agroindustria-agropecuario, minería artesanal, turismo, artesanía y servicios, entre otros.

Como parte de su visión de responsabilidad social corporativa y de su estrategia de relacionamiento, Minera Barrick Zaldívar considera fundamental poder dejar capacidad instalada en las localidades donde opera, además de potenciar a los actuales emprendedores de tal manera de que puedan ampliar sus ideas de negocio y así logren el encadenamiento con la industria.

Para llevarlo a la práctica, formó una alianza público-privada que impulsa el “Fondo de Desarrollo Productivo” (Fondepro). Este programa otorga oportunidades de desarrollo a proyectos de microemprendimiento de residentes de Taltal y Tocopilla, dos localidades ubicadas al extremo norte y sur de Antofagasta con un alto nivel de vulnerabilidad y desempleo.

La alianza está conformada por Barrick Zaldívar, que aporta el financiamiento; la ONG Corporación Acción Emprendedora, que ejecuta el programa, incluyendo su difusión, capacitaciones y acompañamiento a los proyectos, entre otros; el Fondo de Inversión Social FOSIS, que presta apoyo técnico; y las Municipalidades de Taltal y Tocopilla, que dan apoyo logístico al programa y facilitan asesoría legal a los usuarios que requieran formalizar su empresa.

De esta manera, el proyecto define su misión como la contribución al esfuerzo del país para la superación de la pobreza, aportando respuestas originales en temas, áreas y enfoques de trabajo complementarios a los que abordan otros servicios del Estado.

Financiamiento y capacitación

Fondepro apoya y financia proyectos específicos de desarrollo económico presentados por empresarios y/o emprendedores residentes en ambas comunas, en temas de agroindustria-agropecuario, minería artesanal, turismo, artesanía, servicios, entre otros.

Para su implementación se han tomado en cuenta los aspectos esenciales de cada localidad, de manera de potenciar los emprendimientos propios y naturales de ellas. En el caso de Taltal, conocida por su turismo y pesca, se han fomentado los proyectos ligados a la artesanía, hotelería y restaurante. En Tocopilla, localidad de paso para viajeros que van hacia el extremo norte del país, se han fomentado los emprendimientos relacionados con la comida al paso y restaurant.

El programa incluye capacitaciones, las que han ido evolucionando según la madurez de los temas que se han abordado. Al principio tenían como base los cursos en contabilidad, marketing y administración. Luego se vio la importancia de agregar nociones de servicio postventa y garantías de los productos, así como legislación aplicable (requisitos para los permisos, resoluciones sanitarias, patentes entre otras). En 2014 se incluyó también un módulo sobre prevención de riesgos en el negocio, para entregar nociones básicas de los elementos de seguridad mínimos a considerar en el emprendimiento, así como primeros auxilios.

Desde su creación en 2009, Fondepro ha capacitado y entregado herramientas a más de 180 personas. En enero de 2014, se les entregó el capital financiero a 40 beneficiarios del programa, y en mayo se abrió un nuevo proceso de postulación.