Asesoría nutricional, plan de educación física, y promoción de buenos hábitos alimentarios y estilos de vida saludable, son parte de las actividades de este programa ejecutado desde 2012 en Baquedano, donde el 37% de los habitantes presenta sobrepeso u obesidad.

Baquedano es una localidad situada a 35 kilómetros de la faena de Lomas Bayas. Su población es de aproximadamente 650 habitantes, 37% de los cuales presentan sobrepeso u obesidad, encontrándose entre los índices más altos de la región en este aspecto.

Dentro de los pilares valóricos que promueve el International Council on Mining and Metals (ICMM), se encuentra la preocupación por la salud de los trabajadores y de las comunidades del área de influencia de las compañías mineras. En este marco, Lomas Bayas se comprometió con el programa “Súbete al Tren de la Vida”, orientado a mejorar los hábitos alimenticios y propiciar estilos de vida saludables entre los habitantes de Baquedano, de modo de disminuir los riesgos y enfermedades asociados al sobrepeso y mejorar la calidad de vida de los habitantes.

Codiseñado con la comunidad, desde sus inicios este programa ha logrado sinergias entre actores del territorio, como el departamento de salud de la Municipalidad de Sierra Gorda, Fundación Integra, Fundación Superación de la Pobreza, la empresa Aramark (prestadora del servicio de alimentación de Lomas Bayas)y la propia compañía, que ha contado con la participación de trabajadores y ejecutivos en la iniciativa.

“Súbete al Tren de la Vida” combina asesoría nutricional, plan de educación física, acompañamiento de promoción de buenos hábitos alimentarios y estilos de vida saludable. Se realizó por primera vez entre agosto y diciembre de 2012 y por segunda vez entre octubre y diciembre de 2013, llegando a involucrar al 25% de la población, sea a través de actividades específicas para personas con sobrepeso o actividades masivas para las familias. En 2014, el programa se ejecuta entre mayo y agosto.

Entre las iniciativas realizadas se encuentra el trabajo con un grupo de intervención controlado (más de 20 personas), a través de planes de actividad física, compra guiada acompañada de nutricionista, talleres sobre alimentación saludable y cocina, y talleres de autocuidado y autovaloración. Por estas vías se comparten herramientas para combatir la obesidad y el sedentarismo.

Por su parte, las actividades masivas contemplan iniciativas como murgas, ferias, concursos gastronómicos y la caminata por la vida sana “Caminaton 2K”. Esta última logró en 2013 la asistencia de un centenar de vecinos, a través de un recorrido que contó con estaciones de ejercicios localizados, donde participaron niños y adultos.

También se ha logrado que ocho locales de Baquedano incorporen dentro de su oferta productos diet, frutas y verduras que antes no tenían, en apoyo a cambios de hábitos alimenticios que se están promoviendo.