En una columna de opinión publicada en la revista Minería Chilena, el Presidente Ejecutivo del Consejo Minero, Joaquín Villarino,  se refirió al decreto que fija metas de valorización para neumáticos fuera de uso, con el que se está avanzando en la primera aplicación de la Ley Nº 20.920 sobre responsabilidad extendida del productor  y fomento al reciclaje.

Respecto a la iniciativa, Joaquín Villarino destaca que:  “La gran minería, representada por el Consejo Minero, no ha estado ajena al debate, sobre todo por las obligaciones que se impondrán sobre los neumáticos de camiones mineros, de aro igual o superior a 57 pulgadas. Con su tamaño de 3,5 metros, 5 toneladas de peso y una disposición al final de su vida útil que se somete al SEIA, estos neumáticos representan un desafío particular, muy distinto al de los neumáticos para vehículos de uso en carretera”.

Según lo planteado en la iniciativa, para ambos tipos de neumáticos la meta de valorización comienza con una base de un 25% a  2021. En el caso de los neumáticos de uso en carretera ésta aumenta hasta un 90% en 2028; mientras que la de los neumáticos mineros llega a un 100% a 2026. Las opciones de valorización son el recauchaje, el reciclaje material, el coprocesamiento y la valorización energética. El informe que acompaña al decreto señala que en régimen se espera un aumento de 8,7% en el costo de los neumáticos mineros.

En este contexto, el Presidente Ejecutivo del CM señaló que: “Para el caso de los neumáticos de uso en carretera, el fundamento de las metas se basó en un estudio sobre el beneficio ambiental de evitar una disposición inadecuada. Esto resulta intuitivo al observar el panorama actual de neumáticos tirados en sitios eriazos o basurales”. Sin embargo, afirmó Villarino, en el caso de neumáticos de camiones mineros esto sería muy distinto, ya que su disposición se somete al SEIA.

“La autoridad no pudo reportar beneficios ambientales para justificar la meta de valorización, aspecto que desde el Consejo Minero hicimos ver. En respuesta, el Ministerio de Medio Ambiente señaló que era posible identificar de forma cualitativa beneficios ambientales y sociales relacionados con los menores riesgos de incendio, de lixiviación y de proliferación de vectores, y la reducción de desamenidades vinculadas a la existencia de terrenos con residuos acopiados. En nuestra opinión, estas son precisamente las consideraciones que se hacen en el SEIA para aprobar la disposición de neumáticos en faenas mineras, de modo que, plantearlas ahora como justificación para obligar a hacer algo distinto con esos mismos neumáticos, representa una abierta contradicción”, enfatizó.

Lee la columna completa acá