¿Sabías que hasta 1996 el ingreso de las mujeres a las faenas mineras estaba prohibido? Hasta esa fecha existía una restricción en el Código del Trabajo que impedía que las mujeres desempeñaran trabajos dentro de la minas. Sumado a esto, las antiguas creencias decían que estas traían mala suerte en los piques, idea que reforzaba el hecho que la industria minera estuviese integrada en su mayoría por hombres.

Existen perfiles mineros que tienen una participación femenina que superan el promedio general. Es el caso de la geología y la ingeniería especializada en procesamiento, que cuentan con un 19,2% y 15,4% de participación respectivamente.

Con el pasar de los años, la industria minera ha buscado distintas alternativas para que más mujeres se integren a un mundo que por años fue relegado a los hombres. Sin embargo, según el estudio de Fuerza Laboral 2014-2023, actualmente la participación femenina en la minería sólo llega a un 7,5%. A pesar de esto, es posible ver un incremento de esta cifra durante los últimos años.