En el marco de la sesión preparatoria hacia el 5° Foro Regional de Empresas y Derechos Humanos para América Latina y el Caribe -que se realiza entre el 07 y el 11 de septiembre- se desarrolló este lunes el seminario “Liderazgo empresarial para los Derechos Humanos”.

El evento, co-organizado por el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD) y la Organización Internacional de Empleadores (OIE), contó con la presencia del Presidente Ejecutivo del Consejo Minero, Joaquín Villarino, quien participó en un panel de conversación junto a otros representantes empresariales de países de América Latina como Argentina, Honduras y Perú.

Primer Programa de DD.HH. y Empresas, pionero en Chile

En la instancia, hubo consenso entre los panelistas en que el respeto a los DD.HH. por parte de las empresas y la implementación de sus debidos mecanismos de reparación resultan fundamentales para la contribución de éstas al desarrollo sostenible. En tal sentido, Joaquín Villarino destacó que en Chile, y en particular en el sector minero, el respeto, defensa, promoción y reparación de los DD.HH se ha transformado en una política real, y un ejemplo de ello es el Primer Programa de DD.HH. y Empresas del sector Extractivo de Minería y Generación de Energía que se realizó en Chile, que fue liderado por el Consejo Minero junto a las Generadoras de Chile y ACCIÓN Empresas.

“El taller tuvo como objetivo realizar una primera medición de aproximación al conocimiento sobre la materia, para conocer el estado de integración del enfoque de DD.HH. en las compañías participantes y su evolución al término del programa, que tuvo una duración de dos años”, explicó el Presidente Ejecutivo del CM.

Joaquín Villarino destacó que el programa evidenció cambios importantes en las empresas participantes, pero también dio cuenta de la carga política que tiene el tema DD.HH. en Chile. “El obstáculo fundamental para el involucramiento de las empresas en el respeto a los derechos humanos es la ineludible vinculación entre los derechos humanos y la violación a estos durante la dictadura militar”, señaló. Lo anterior, según afirmó, implica el desafío de aceptar que falta conocimiento al respecto y, en consecuencia, reconocer la importancia del levantamiento de información que permita instaurar una metodología multistakeholder para construir dialogo común y compartir buenas prácticas.  

“Es indispensable el compromiso gremial para establecer estándares mínimos comunes en el respeto a los DD.HH., promover prácticas y aprendizajes y difundir lo que se está haciendo para que se pierdan los temores”, afirmó Joaquín Villarino.